Por: Anabela Balducci | Dios las cría

Un loop es algo difícil de describir. Es más fácil vivirlo al loop y después describirlo, porque entenderlo implica vivirlo. Incluso no sólo basta con eso. Es necesario darse cuenta de que lo estamos viviendo para entenderlo y, luego, describirlo. El loop es algo que gira y se reproduce constantemente, que se repite sin parar y SIN CAMBIAR. Es muy necesario escribir las palabras “SIN CAMBIAR” con mayúscula porque ahí está la génesis de esta palabrita.

El loop es como el sinfín de los taladros. ¡Justo! Encontramos un elemento de la vida real que nos sirve para compararlo y así describirlo, porque, vivir en un loop es también eso: algo que te taladra la cabeza.

Para nosotras, un loop es una cosa; ahora… vivir en uno, es otra completamente distinta, más peligrosa. Nosotras proponemos salir del loop. No sabemos cómo se hace, pero sí deducimos por conocimientos adquiridos que salirse es sanarse y, percibir que vivimos en un constante loop (quizá “constante” y “loop” sean sinónimos ahora que lo pensamos bien), ya es un gran paso para que deje de taladrar cabezas.

Por ejemplo: si el loop de una persona es levantarse, trabajar y dormir, en el medio de esos tres verbos -y para salirse del sinfín-, puede cantar, bailar o besar a la pareja con pasión, como si tuviera 14 años de nuevo. Nunca más se vuelve a besar de esa manera, pero se lo puede intentar. Otra cosa para hacer en el medio probablemente sea gritar: muchas veces gritar hace que el taladro se aquiete. A veces hacerlo es necesario, tanto o más que salirse del loop y de esta forma ya estamos saliendo de él, con algo tan mínimo y sencillo.

Este texto es un gran loop.

¿Usted qué hace para escaparle un ratito al loop cotidiano?

¿Qué cree que se necesita para salir de él? ¿Recursos económicos o recursos creativos?

Nosotras creemos que la respuesta es coraje.

NOTA: Si la palabra “loop” le taladró el cerebro, nuestra misión está cumplida, pues aprendió Usted el significado del concepto.

Comentá con tu usuario de Facebook

Dejar respuesta